28.11.2019
— 15.03.2020

Julián Burgos, invisible.

Julián Burgos, nace en Pereira, Colombia en 1976. Estudia en el Liceo Francés de Pereira e inicia la carrera profesional en Arquitectura. Sin embargo, gracias ,a clases de pintura que recibía como electiva, se enamora del arte y se gradúa en la Escuela de Arte y Letras.

Viaja a Montpellier, Francia a estudiar Artes Plásticas en la Universidad Paul-Valéry; continúa formándose en la Escuela de Arte y Letras de Marsella, en la Academia de Bellas Artes en Bolonia y en la Universidad Sorbona en París.

Curaduría:
Eugenio Viola: PhD, curador y crítico de arte nacido en Italia. Ha sido el Curador Jefe del MAMBO desde marzo de 2019 hasta la actualidad

Julián Burgos, nace en Pereira, Colombia en 1976. Estudia en el Liceo Francés de Pereira e inicia la carrera profesional en Arquitectura. Sin embargo, gracias ,a clases de pintura que recibía como electiva, se enamora del arte y se gradúa en la Escuela de Arte y Letras.

Viaja a Montpellier, Francia a estudiar Artes Plásticas en la Universidad Paul-Valéry; continúa formándose en la Escuela de Arte y Letras de Marsella, en la Academia de Bellas Artes en Bolonia y en la Universidad Sorbona en París.

Curaduría:
Eugenio Viola: PhD, curador y crítico de arte nacido en Italia. Ha sido el Curador Jefe del MAMBO desde marzo de 2019 hasta la actualidad

El 28 de noviembre, el arriesgado y ecléctico trabajo de Julián Burgos es expuesto en el MAMBO para proponer un reto, no sólo a las concepciones tradicionales de figuración y abstracción, sino también a la relación entre la gloriosa tradición del arte occidental con la cultura popular contemporánea.

En las obras de la exposición es evidente la influencia clásica que tiene el artista. Para Burgos, la pintura clásica y contemporánea son como los sueños, una compresión de la realidad y del inconsciente colectivo. Sus obras representan la época actual con alusiones a periodos antiguos. 

“Mis obras son como un tornado que pasa por un pueblo. El tornado lleva casas, árboles, perros; todo lo que recogió. Pero, lo que está en el tornado no es el pueblo son los elementos del pueblo. En este sentido, Invisible presenta una obra abstracta más que figurativa”, comenta Burgos.

El proceso creativo del artista parte del Renacimiento, periodo que genera una gran influencia en sus obras; es una época de referencia por las revoluciones industriales en las que nace la sociedad de consumo