16.04.2020
— 13.09.2020

Nada que Cesa. Fernando Arias.

N A D A Q U E C E S A

Fernando Arias: Artista visual autodidacta con intereses en la política de la naturaleza humana, ambiental y social. Graduado en Publicidad (Universidad Tadeo Lozano), Arias aplicó los conceptos de consumo capitalista a la venta de ideas a través del arte en lugar de productos. Por medio del video, la fotografía, la instalación y las acciones audiovisuales, el artista explora la condición humana, los problemas sociales y ambientales, los conflictos, la política, la sexualidad y la religión. 

 

Nace en Armenia, Colombia; desde su infancia, Arias muestra un fuerte interés por la relación del cuerpo con la escala molecular. Gracias a que su padre fue bacteriólogo y su madre trabajaba en hospitales, el entorno del artista eran laboratorios y microscopios. Ahí comienza su exploración del cuerpo humano con el mundo y su curiosidad por el mundo celular. 

Vive entre Bogotá, Londres y la costa pacífica del Chocó. En 2010 fundó Más Arte Más Acción para invitar a otros artistas, científicos y profesionales de otras disciplinas -nacionales e internacionales- a generar pensamiento crítico por medio de residencias en la Base Chocó. 

En 1994 Arias recibió el Premio Nacional de Arte en Colombia y desde entonces su trabajo se ha exhibido regularmente a nivel nacional e internacional. En 1999, representó a Colombia en la 48º Bienal de Venecia. En marzo del 2020 expondrá individualmente en el Museo De Arte Moderno de Bogotá la exposición Nada que cesa; la muestra más grande y completa dedicada a la trayectoria artística del colombiano.

  

Curaduría:
Eugenio Viola: PhD, curador y crítico de arte nacido en Italia. Ha sido el Curador Jefe del MAMBO desde marzo de 2019 hasta la actualidad. 

 

Su práctica curatorial ha estado enfocada en nuevos medios y performance, acerca de los cuales ha realizado varias publicaciones y conferencias. Sus escritos han sido publicados en diferentes publicaciones internacionales como ArtForum, Exit Express o Flash Art.

  

Fernando Arias: Artista visual autodidacta con intereses en la política de la naturaleza humana, ambiental y social. Graduado en Publicidad (Universidad Tadeo Lozano), Arias aplicó los conceptos de consumo capitalista a la venta de ideas a través del arte en lugar de productos. Por medio del video, la fotografía, la instalación y las acciones audiovisuales, el artista explora la condición humana, los problemas sociales y ambientales, los conflictos, la política, la sexualidad y la religión. 

 

Nace en Armenia, Colombia; desde su infancia, Arias muestra un fuerte interés por la relación del cuerpo con la escala molecular. Gracias a que su padre fue bacteriólogo y su madre trabajaba en hospitales, el entorno del artista eran laboratorios y microscopios. Ahí comienza su exploración del cuerpo humano con el mundo y su curiosidad por el mundo celular. 

Vive entre Bogotá, Londres y la costa pacífica del Chocó. En 2010 fundó Más Arte Más Acción para invitar a otros artistas, científicos y profesionales de otras disciplinas -nacionales e internacionales- a generar pensamiento crítico por medio de residencias en la Base Chocó. 

En 1994 Arias recibió el Premio Nacional de Arte en Colombia y desde entonces su trabajo se ha exhibido regularmente a nivel nacional e internacional. En 1999, representó a Colombia en la 48º Bienal de Venecia. En marzo del 2020 expondrá individualmente en el Museo De Arte Moderno de Bogotá la exposición Nada que cesa; la muestra más grande y completa dedicada a la trayectoria artística del colombiano.

  

Curaduría:
Eugenio Viola: PhD, curador y crítico de arte nacido en Italia. Ha sido el Curador Jefe del MAMBO desde marzo de 2019 hasta la actualidad. 

 

Su práctica curatorial ha estado enfocada en nuevos medios y performance, acerca de los cuales ha realizado varias publicaciones y conferencias. Sus escritos han sido publicados en diferentes publicaciones internacionales como ArtForum, Exit Express o Flash Art.

  

El MAMBO presenta un viaje al interior de la investigación de Arias revisitando obras que han sido extraídas de su memoria para contar la historia de la inconformidad. Nada que cesa hace un repaso por más de 30 años de producción artística.

La exposición aborda, de una forma cruda y literal, temas de los que usualmente no se quiere hablar, que no están en la agenda política, que no se solucionan y que sociedad ha olvidado. Arias nos habla de la condición humana abiertamente.

Arias busca despertar una conciencia colectiva frente al hecho de que estamos matando a la gente que está defendiendo el territorio y la humanidad. “La polémica investigación de Arias está completamente arraigada a la compleja realidad sociopolítica de Colombia. Él denuncia el intolerable exceso de violencia política, social y cultural que intensifica los problemas que afectan al país, y por extensión, que implican a la sociedad contemporánea”, explica Eugenio Viola, curador jefe del MAMBO y curador de Nada que cesa. 

A través de sus obras, Arias busca construir conceptos, ideas y mensajes que formulen cuestionamientos sobre la sociedad de consumo en la que vivimos y sobre el funcionamiento  de los cuerpos sociales en ésta.

El artista indaga sobre la realidad colombiana para descubrir las diversas capas que la conforman y se convierte en el medio para expresar los mensajes de comunidades excluidas y marginadas. Su trabajo le permite entender lo inapropiado y el descontento de la sociedad.

Con más de 50 obras, la exposición busca que los visitantes reaccionen sin conseguir  posturas fijas ni correctas. 

“Mi obra no es fácil de digerir, no es lo que tú quisieras ver en realidad, lo  común, lo que le gusta a las masas, lo que está bien y es bonito. El arte tiene esa cuestión de transmitir que puede ser decorativo o verse bien colgado en la pared, pero yo no voy mucho con eso porque hay otras cosas que hay que decir y formas de mostrarlo que pueden no ser cómodas para la gente”, dice Arias. 

Su trabajo está entre una denuncia y un mensaje que incomoda: Nada que cesa enfrenta problemáticas que no se hablan, que se silencian o que molestan a ciertos grupos de la sociedad. Arias convoca a los visitantes a dialogar en debates abiertos e inclusivos en el MAMBO. 

Programa educativo en el MAMBO: activar nuevos públicos en el Museo.

Con el objetivo de abrirse a nuevas audiencias, la exposición enmarca un innovador programa educativo que busca profundizar en las obras de Arias y en las temáticas que trata. Por eso, la programación educativa invita al públicos a diálogos, paneles, encuentros banquetes y activaciones para que todos  abran su voz, dialoguen y expresen lo que les suscita las piezas del artista.

De esa manera, el MAMBO -presentando Nada que cesa- abre el debate y pone sobre la mesa diversos temas para reflexionar. La exposición se desarrolla para hablar, escuchar, discutir, cuestionar, descubrir qué piensa el otro y analizar dónde se pueden encontrar puntos en común. 

En el siglo XXI, los museos no pueden ser ajenos al contexto que viven pues son instituciones que reflejan la sociedad en la que se encuentran, y el MAMBO convoca a Arias para presentar mensajes que sean significativos para sus audiencias.

Una de las misiones del Museo es dar oportunidades, en términos de ambiciones y escala, a artistas de mitad de carrera. Por esa razón, el MAMBO ha presentado -en años pasados- exhibiciones de artistas como María José Arjona, Ícaro Zorbar y Ana María Millán. Este 2020 es la oportunidad de Arias para desarrollar debates en este contexto social y político de Colombia.

“Es importante invitar a artistas como Fernando Arias porque a través de sus obras y su voz representan esa inconformidad de la sociedad. Queremos hacer del MAMBO un espacio de debate alrededor de estos temas; queremos ser un lugar de encuentro y de discusión en donde la sociedad sienta que puede dar su opinión y participar libremente”, comenta Claudia Hakim, directora del MAMBO. 

Obras como Pope Art, La Cura o ¿Sangre de? podrán ser admiradas en la exposición para reflexionar ante la relación que ha tenido la religión con la política en Colombia y su influencia en el desarrollo de la sexualidad, la personalidad y los deseos del individuo.

En efecto, Nada que cesa hará una revisión de la obra Seropositivo que se presentó en el MAMBO en 1994. Para esta exposición, se rescata el libro de comentarios  que dejaron las personas hace 26 años, cuestionando si actualmente hay cambios en torno a las políticas LGTBQ+, las problemáticas del Sida, del VIH y la inclusión de éstas minorías en la sociedad.

Un recorrido literal y crudo, sin mediaciones.

La exposición indaga en la preocupación por la política, el poder y la sociedad. Basado en eso, Arias presentará una obra totalmente nueva, Desagüe + Silla Presidencial (2020) para representar cómo el poder oprime a la sociedad al crear comportamientos estereotipados y masivos. 

Así mismo, Nada que cesa presenta obras basadas en símbolos nacionales que Arias apropia, desdibuja y recontextualiza con otros íconos de poder como la bandera y el himno de Colombia -desde donde surge el título de la muestra- las armas -vista en la obra Bala, 2017- o el escudo nacional -vista en la obra Escudo Águilas, 2012- entre otras representaciones que son antiguas y que en la exposición se actualizan. 

Estos elementos recogen y generan reflexiones políticas; por ejemplo, la silla del presidente está apuntando a una obra (Los líderes van al cielo, 2020) que hace un recuento de los miles de líderes y lideresas sociales y medio ambientales que han sido asesinados; cuestionando así las decisiones estatales. Después, termina el recorrido con un neón con el mensaje #LosEstamosMatando, obra del 2019 que complementa el numeral #NosEstanMatando presente en redes sociales hoy en día. 

Esta exposición es una oportunidad para plantar una semilla que genere pensamientos y que multiplique los cuestionamientos en los visitantes. Arias no busca dar respuestas, sino estimular diálogos y conciliaciones que nos lleven a actuar.

El trabajo de Arias está conectado con el tema principal de la programación expositiva del MAMBO de este año, que está encaminada a la exploración del arte como mecanismo  —público, social, cultural y político— de transformación y cambio. De una manera provocativa, Arias resalta las principales preocupaciones que están conectadas a la situación social y política del país.

APOYA:

 


 


Comunicado de prensa:

Descargalo aquí